El libro «Subir al sótano y bajar al ático», escribe Menchu Gutiérrez en Lo extraño, la raíz, su nuevo libro de poemas –fruto de un trabajo intermitente pero dilatado en el tiempo–, y la paradoja subraya el carácter tentativo, interrogante de una escritura que una y otra vez insiste en desnudar sus propios límites: palabras que oscilan entre el silencio y el pronunciamiento, signos que dudan al borde de la visibilidad.
Mezclando el verso corto con el poema en prosa, el merodeo reflexivo con la síntesis visionaria, este libro camina con la elegancia de un funámbulo por la frontera entre lo que vemos –lo que se nos muestra, lo que se esconde al mostrarse– y lo que decimos y callamos. En palabras de la autora, entre «el pincel que pinta a grandes voces y las horas de tinta muerta, la cabalgata de letras de tinta que no pronunciamos».


La autora Nacida en Madrid (1957) es autora de varios poemarios, entre los cuales cabe destacar La mordedura blanca (Premio Ricardo Molina, 1989), La mano muerta cuenta el dinero de la vida (Árbol del Paraíso, 1997) o El ojo de Newton (Pre-textos, 2005). Autora de una amplia obra en prosa, publicada en su totalidad por la Editorial Siruela, entre sus títulos se encuentran Viaje de Estudios(1995), La tabla de las mareas (1998), La mujer ensimismada (2001), Latente(2003), Disección de una tormenta (2005), Detrás de la boca (2007), El faro por dentro (2011), La niebla, tres veces (2011), pequeña recopilación de sus primeras novelas publicadas en esta misma editorial; y su obra más reciente, araña, cisne, caballo (2014). 
Es asimismo, autora de un ensayo sobre la nieve en la literatura, Decir la nieve(Siruela, 2011) y de una biografía literaria sobre San Juan de la Cruz (Omega, 2004). Ha traducido a autores como E. A. Poe, J. Austen, A. Brontë, J. Brodsky o W. H. Auden.