El libro Este libro de Clara Janés, gran conocedora del compositor, nos aproxima tanto a su obra como a su faceta biográfica e íntima, que pocos como ella podrían narrar con tanta cercanía. Esta monografía es, pues, el retrato de cuerpo entero de un músico que siempre dejó que la poesía se posara en su música. No en vano sus acordes evocan a menudo el tañido de las campanas de bronce, recuerdo infantil de la fábrica de campanas en que trabajaba su abuelo; aquellas mismas que repican desde la primera página de este libro memorioso, hondo, esencial.


La autora Poeta, novelista, ensayista y traductora, Clara Janés (Barcelona, España, 1940) es licenciada en Filosofía y Letras, y Maître ès Lettres en Literatura Comparada por la Universidad de la Sorbona. Su obra, diversa y coherente, ha sido merecedora de reconocimientos como el Premio Nacional a la Obra de un Traductor, el Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma, la Medalla al Mérito en las Bellas Artes de España, el Premio de las letras españolas Teresa de Ávila y el Premio Ciudad de Torrevieja. 

Nos ha acercado a grandes poetas centroeuropeos y orientales como Vladimír Holan, Jaroslav Seifert, Forugh Farrojzad, Omar Jayyam, Ilhan Berk, Rainer Maria Rilke o Johannes Bobrowski; además de ser una de las voces poéticas más ricas y variadas de su generación. Entre sus poemarios recientes cabe mencionar Los secretos del bosque (2002), Fractales (2005), Peregrinaje (2011) y Orbes del sueño (2013).

Federico Mompou   Entre los grandes nombres de la música española del siglo XX destaca con luminosidad propia el catalán Federico Mompou (1893 - 1987), quien se definió a sí mismo como «un hombre de pocas palabras y un músico de pocas notas» en busca de «una música que sea la voz del silencio». Influido por el impresionismo francés, por Satie, Fauré y Poulenc, se basó en el folclore catalán para elaborar sus piezas para piano solo. Parte de las concepciones del compositor barcelonés quedaron reflejadas en los ciclos de piezas para piano Impressions íntimes (escritas entre 1911 y 1951),Canciones (Cançons i danses, 1918-1962), Paysages (Paisajes), de 1942 a 1960; así como las composiciones para canto y piano Quatre melodies (1926-1928),Comptines (1943) y Combat del somni (1941-1951), con textos de Josep Janés. En 1963 publicó la que sería su partitura orquestal más famosa, titulada Improperios (Improperia). Mompou fue nombrado miembro de las academias de Sant Jordi de Barcelona, en 1951, y de la de San Fernando de Madrid, en 1959.